2.1.07

Personas que no podrían tener otro nombre

Por Jorge
No se nada de los significados de los nombres, ni de la teoría que está alrededor de ellos; he mencionado que es injusta la falta de imaginación de los padres que nombran a sus vástagos de igual forma que ellos y la idea ahora es resaltar cómo el nombre en algunas personas es un reflejo claro de su personalidad.

Conocí en un pueblo remoto a un señor que se llama Gentil, el tipo sonreía en todo momento; me vi obligado a llamarla como 10 veces diarias mientras estaba en ese municipio, debido a que es una especie de coordinador aéreo que me decía a qué horas salían los vuelos a otros lugares aun mas alejados. Aun así Gentil me trataba acorde a su nombre y a pesar de que solo lo veo cuando ya estoy de salida del pueblo, siempre se despide de forma cordial. Me pregunto entonces si el tipo en su vida privada será igual o se ve obligado a portarse de esa forma, como si el nombre fuera una cruz, como si vistiera permanentemente un disfraz de payaso y no se puede dar el gusto de expresar otros sentimientos.

Estos sin tocayo “delinean” su personalidad de una forma particular, no hay necesidad de inventarles un apodo, sino que su nombre los vuelve personajes únicos e irrepetibles, es difícil olvidar sus nombres o por lo menos se referirán al del nombre raro, de alguna forma llaman la atención y quedan en la memoria de todos.

2 comentarios:

Nelson dijo...

Yo conozco a una persona cascarrabias que no le hace justicia a su nombre (se llama Darling). Y alguna vez conoci una senora que se llamaba Esperanza, digo que se llamaba porque se suicido.

Francisco dijo...

yo siempre he creído que los padres colocan los nombres por algún "feeling" particular, y si nos atenemos a varios reportes antropológicos, como los de Evans Pritchard, Malinowki y Frazer (el de la Rama Dorada, no el imbécil de la serie de TV), los nombres designan la existencia de todos los seres y confieren poder sobre éstos, de tal manera que son sagrados y muy íntimos, tanto que en algunas civilizaciones las personas ocultaban su verdadero nombre y usaban otro diferente en público. Y Nelson, usted si es muy de malas. Qué clase de gente conoce, ole...